A partir del lunes 1 de julio, todos los coches que deseen entrar en Madrid Central, podrán hacerlo sin miedo a ser multados. Incluso los que no dispongan de etiqueta ambiental, los más contaminantes. Se trata de una medida establecida por el nuevo gobierno municipal.

Además, según informa El independiente, este levantamiento de prohibiciones se realizará también en barrios que se convirtieron en zonas peatonales en 2005, como son el Barrio de Las Letras, Lavapiés o Embajadores, pues estaban consideradas como Áreas de Prioridad Residencial (APR).

Así, los coches volverán a circular por zonas emblemáticas por las que no pasaban desde hace 14 años. Son calles por las que los peatones están acostumbrados a pasear por el medio de la calzada, y que ahora, pasarán a estar ocupadas por vehículos de toda índole.

Con respecto a las opiniones sobre la moratoria, las hay de todas clases. Desde los que opinan que es una chapuza, hasta los que están a favor y aseguran que han perdido clientes por causa de la entrada en vigor de Madrid Central.

En realidad la moratoria no devuelve el permiso a los vehículos para circular por Madrid Central, sino que seguirá estando prohibido, pero a los vehículos más contaminantes y sin distintivo ambiental no se les pondrá sanción, sino que se les enviará una notificación.

Acostumbrados a utilizar estas calles como peatonales, a partir del lunes 1 de julio los vecinos de estos barrios deberán volver a habituarse a caminar por las aceras y a estar pendientes de los vehículos que también transitarán por las vías.

Lo cierto es que desde la Unión Europea aseguran que tomarán medidas contra el Ayuntamiento en pro de su lucha contra la contaminación. Se trata de una decisión que va en contra de las políticas establecidas por la Organización Mundial de la Salud.