En los últimos años el precio de la gasolina ha ido aumentando paulatinamente hasta los precios actuales. Esta continua subida de precios ha provocado en los conductores la búsqueda de modos de conducción más eficientes con el objetivo de reducir el consumo y, por consiguiente, colaborar en la reducción de la contaminación ambiental.

Desde la DGT nos explican cuáles son los elementos de nuestros vehículos que provocan un mayor consumo de combustible. Además, nos hacen unas recomendaciones para llevar a cabo una conducción más eficiente y reducir así el gasto de gasolina.

 

¿Cuáles son los elementos que aumentan el consumo de combustible?

  1. Aire acondicionado. El aire acondicionado es uno de los componentes que más incidencia tienen sobre el consumo de combustible. En verano es inevitable su utilización, pero hay que intentar mantener una temperatura de entre 21 y 22 ºC.
  2. Ventanillas bajadas. el hecho de conducir con las ventanillas bajadas provoca que el vehículo presente una mayor resistencia al movimiento y, por tanto, aumenta el gasto de combustible. Debemos tener en cuenta que hasta aproximadamente 90 km/h, se consume menos con las ventanillas bajadas y sin aire. A partir de los 100 km/h, es más económico utilizar el aire acondicionado; eso sí, a intensidad media. Estos valores no son exactos y dependen de muchos factores, pero en general pueden aplicarse a la mayoría de los turismos.
  3. Neumáticos en mal estado. Es aconsejable mantener los neumáticos con la presión adecuada recomendada por el fabricante.
  4. La carga mal distribuida. Una distribución desequilibrada de la carga puede aumentar la inestabilidad debido a la disminución de adherencia del eje central del vehículo, ofreciendo una mayor resistencia al aire.
  5. La baca. El solo hecho de instalar una baca en el coche, provoca una mayor resistencia al aire. Si además añadimos un equipaje pesado y voluminoso, el consumo de combustible aumentará considerablemente.
  6. Filtros y niveles descuidados. Es muy importante que los depósitos de aceite y refrigerante se encuentren en el nivel adecuado. También es recomendable que los filtros del vehículo se encuentren en buenas condiciones. De lo contrario el motor sufrirá y es posible que se recaliente, provocando un mayor consumo.

 

Consejos para conducir de forma eficiente.

  • Cuando vayas a arrancar el vehículo, no pises el acelerador.
  • No utilices la primera marcha si no es para salir.
  • Acelera de manera progresiva, sin pisar a fondo el pedal.
  • Utiliza marchas largas a bajas revoluciones.
  • Conduce a una velocidad constante, sin dar frenazos ni acelerones durante la marcha.
  • Mantén la distancia de seguridad con respecto a los otros vehículos para poder evitar imprevistos y frenazos o incluso accidentes.
  • Usa la reducción de marchas para frenar el vehículo (freno del motor)
  • En las subidas, se recomienda retrasar lo máximo posible la reducción de las marchas, así como acelerar ligeramente.

Y a ti, ¿te preocupa el gasto de combustible? ¿sabías que estos elementos provocaban un mayor consumo de gasolina? ¿a qué esperas para aplicar estos consejos y comenzar a practicar una conducción eficiente?