Según los datos presentados por el Ministerio de Industria, a los cuales han tenido acceso desde AECA-ITV (Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos), durante el invierno son frecuentes determinados defectos en los vehículos, que hacen que cuando sus propietarios vayan a pasar la ITV queden expuestos a obtener un resultado desfavorable en la inspección. Teniendo en cuenta cuáles son éstos fallos, es más fácil saber en qué puntos del vehículo habrá que prestar especial atención si queremos pasar la ITV con éxito.

revisar sistema de frenos antes de la ITV

1.- Sistema de iluminación

El sistema de iluminación es uno de los que más defectos produce en las inspecciones y es que un 24´1% de los vehículos acuden con alguno de los elementos de alumbrado y señalización en mal estado. Además, es importante tener en cuenta que durante el invierno es vital contar con un sistema iluminación en perfecto estado, ya que oscurece más pronto y las condiciones climatológicas complican en muchos casos la visibilidad.

En la inspección de ITV se comprobará que las luces de cruce y carretera estén correctamente orientadas, así como que el vehículo cuente con sistemas homologados de iluminación y señalización. También se verifica que el vehículo cuente con el número reglamentario de luces y que éstas se encuentren en buen estado.

2.- Limpiaparabrisas

También será importante revisar los limpiaparabrisas y comprobar el estado de las escobillas, así como el nivel de líquido para limpiar las lunas del coche. En caso de que las condiciones climatológicas lo requieran, son el único método que te ayudará a mantener despejado tu campo de visión. Además, recuerda siempre dejarlas levantadas si hay previsión de nieve o heladas y de no echar agua caliente directamente sobre el cristal, pues podría fracturarse debido al cambio de temperatura.

3.- Ruedas, neumáticos, ejes y suspensión

Los segundos defectos más frecuentes, están relacionados con las ruedas, los neumáticos, ejes o la suspensión, pues éstos acumulan hasta el 20´8% de los defectos graves. Hay que recordar que los neumáticos son el principal punto de contacto entre nuestro coche y el asfalto, por lo que es necesario que éstos se encuentren en perfecto estado para hacer frente al invierno. Además, otro punto a tener en cuenta es que las ruedas deben estar correctamente alineadas ya que, de lo contrario, podríamos provocar que los neumáticos se desgasten irregularmente.

En la inspección de ITV se verificará también el estado general de los ejes y se comprobará que los todos los neumáticos que lleve instalados el vehículo sean válidos según las especificaciones indicadas en la ficha técnica. También se comprueba la suspensión y el estado de los amortiguadores, pues en caso de que su estado no sea el adecuado, podría aumentar el riesgo durante la conducción invernal.

4.- Niveles de emisiones

Otro de los puntos que provocan más rechazos en la ITV, con un 16´4% del total de defectos graves, es que los niveles de emisiones contaminantes estén por encima del permitido. Para evitar ser rechazado en la próxima inspección, es aconsejable revisar previamente el vehículo en un taller mecánico donde puedan comprobar si los niveles de emisiones de tu coche son los correctos y cumplen con la normativa medioambiental vigente.

5.- Sistema de frenos

El sistema de frenos, supone un 13´3% del total de defectos graves más habituales en las inspecciones de ITV, lo cual hay que tener muy en cuenta ya que se trata de un sistema de seguridad activa del vehículo. Además, durante el invierno y sobre todo cuando las temperaturas caen por debajo de los 0 °C, hay que prestar especial atención al sistema de frenado ya que, si se el agua condensada llega a congelarse en los frenos, éstos podrían rechinar al arrancar el vehículo y no responder de la manera en la que deberían.

No obstante, también debes saber que a medida que los frenos se calientan, el hielo irá desapareciendo y el sistema comenzará pronto a trabajar de manera óptima. En todas las revisiones de ITV, para comprobar la eficacia del sistema de frenado, el operario que realice la inspección utilizará un frenómetro de rodillos. Además, también comprobará que el resto de elementos que forman parte del conjunto (pedal, bombín de la rueda, etc.) funcionen de manera adecuada.