Una gran cantidad de factores son los que han provocado que las ventas de vehículos híbridos crezcan en España mucho más rápido que en otros países europeos.

El principal motivo es la ayuda a la compra que están recibiendo este tipo de vehículos por parte de entidades estatales, autonómicas y locales. A lo que hay que sumar la aprobación de legislaciones restrictivas que castigan cada vez más las emisiones contaminantes que, sobre todo, expulsan los vehículos de mayor antigüedad. Estos son datos publicados por el reciente informe de la organización International Council on Clean Transportation (ICCT), entidad internacional que se dedica al análisis de la movilidad sostenible.

A finales de 2018, la venta de estos coches –que consumen menos combustible y reducen las emisiones de CO2 un 35% en comparación con los vehículos de combustión interna– alcanzó en España un 5,7%, por delante de Holanda (4,6%), Francia (4,2%), Reino Unido (3,4%) y Alemania (2,9%).

Como se especifica en el estudio del ICCT, Suecia es el país europeo en el que más crece la venta de coches híbridos, con un incremento del 5,8%, y la diferencia con España es mínima (apenas un 0,1%) si se tiene en cuenta que se trata de mercados muy distintos. Mientras que Suecia es un país mucho más pequeño y que destaca desde hace tiempo por su concienciación con la movilidad sostenible, en España no ha sido hasta estos últimos años cuando, los ciudadanos, han comenzado a darle la importancia que merece a la necesidad de reducir drásticamente las emisiones de CO2. Así, según señala el informe, la media de la Unión Europea se situó en un 3,8% de incremento en el año 2018, de modo que España se sitúa muy por encima con un aumento del 5,7%.

Como indica el ICCT, el factor determinante para que hayan aumentado las ventas de vehículos híbridos en 2018, ha sido la combinación de ayudas tanto estatales como locales, un planteamiento que ha resultado muy efectivo y que, según la publicación de ICCT, podría servir de incentivo para potenciar las ventas de coches más eficientes en otros países europeos.

 

El citado estudio realiza un análisis pormenorizado por Comunidades Autónomas, detallando la venta de coches híbridos en cada una de ellas entre 2017 y 2018. La comunidad que más destaca es Madrid con 30.400 ventas efectuadas. Le siguen Cataluña con aproximadamente 12.400, Andalucía con 8.400 y la Comunidad Valenciana con 6.200. En términos generales, las ventas de vehículos híbridos crecieron en España más del 25%; y solo en la Comunidad de Madrid aumentó un 69%.

Este aumento en la Comunidad Autónoma de Madrid, dice el informe, se debe a la combinación de distintos factores. Por un lado las ayudas a la compra de vehículos híbridos y eléctricos, beneficios fiscales y accesos prioritarios reservados para vehículos energéticamente eficientes. Y por el otro la creación del distintivo ambiental de la DGT que permite clasificar los vehículos según su nivel de emisiones de CO2.